lunes, 30 de septiembre de 2013


Estamos llenos de nostalgia, de lo que hubiéramos podido ser.
Siempre pensamos que es mucho más feliz el que hubiéramos sido sino fuéramos lo que somos. 
Somos una de las tantas posibilidades de lo que hubiéramos podido ser.
Si queremos ser lo que hubiéramos podido ser.. entonces hay que hacer correcciones.

Ya me cansé de llorar por no ser la que hubiera podido ser. 

Hoy, quiero ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario